02. marzo 2017

Procese datos directamente en la máquina con MICA

IIC MICA

 

HARTING IIC MICA (Modular Industry Computing Architecture) es un ordenador industrial de propósito general que puede ser usado en cualquier aplicación. Está fabricado con componentes electrónicos de grado industrial montados en un envolvente compacto y resistente que lo protege de polvo, suciedad, aceites, salpicaduras, vibraciones o golpes perjudiciales.

El conjunto, incluyendo los conectores, ofrece un grado de protección IP67 e incluso cumple con los requerimientos más severos de EMC.

Se ha diseñado teniendo en cuenta las necesidades industriales y de las aplicaciones más severas del sector del ferrocarril o la generación de energía.

 

MICA se adapta a todo

Sus compactas dimensiones de 13 x 8 x 3,5 cm permiten instalarlo en el interior del cuadro eléctrico mediante un adaptador para guía DIN o externamente sobre cualquier superficie de la máquina.

 

MICA es robusto y no requiere mantenimiento

El sistema se ha diseñado para soportar un ambiente de trabajo hostil, sea en una industria o en un tren. No tiene ventilador ni rejillas y no necesita mantenimiento. Puede ser usado en ambientes con presencia de metales y es resistente al polvo, la humedad y las variaciones de temperatura (IP67). La asistencia remota se realiza mediante un navegador web.

 

MICA es personalizable y compatible

MICA es una plataforma modular hecha a partir de open hardware y software. A diferencia de los ordenadores single-board – como por ejemplo el Raspberry PI – la placa está dividida en tres. Una de estas partes puede ser personalizada manteniendo el formato y el grado de protección del conjunto.

El uso de open source permite al usuario aprovechar la gran cantidad de lenguajes y librerías de programación existentes.

 

MICA es multitarea

MICA usa un potente procesador ARM a 1 GHz, con 1 GB de RAM y 4 GB de memoria flash eMMC (con posibilidad de montar una micro-SD de hasta 32 GB). La tecnología de computación industrial virtual de HARTING permite ejecutar múltiples programas en paralelo dentro de contenedores virtuales. Las aplicaciones se ejecutan en contenedores virtuales basados en Linux, que contienen todas las librerías y los drivers necesarios para la aplicación. De esta manera, no existen problemas con las dependencias e incompatibilidades. Cada uno de ellos se ejecuta en un cajón individual lo que permite aislar y garantizar la seguridad de los diferentes componentes y aplicaciones, evitando las interferencias entre ellos.

 

MICA es fácil de usar

El interface optimizado para ser usado en sistemas táctiles está enteramente implementado en HTML5 y Javascript. Puede ser personalizado por desarrolladores sin necesidad de ningún tipo de herramienta especial.

 

MICA reduce sus costes

La inversión inicial para el MICA es significativamente inferior comparada con los ordenadores industriales completos. No hay licencias o alquileres. El entorno de desarrollo open source permite un prototipaje y un desarrollo económico, incluso para proyectos múltiples.

El consumo eléctrico de la unidad base es inferior a 5 W, consiguiendo reducir a la mínima expresión el gasto energético en un dispositivo “always on”.